Recién la semana próxima descenderá la humedad

Gotas de agua en pisos, paredes y espejos son el fenómeno que se vive en los últimos días en la provincia como indicio del alto nivel de humedad que llegó para quedarse por varios días más. En Posadas y alrededores, el pico máximo llegó al 97% en la madrugada del miércoles. Por eso se volvió el tema de conversación que preocupa a los misioneros, sobre todo a aquellos que padecen problemas respiratorios.

Ante este escenario, El Territorio dialogó con Marcelo Kusik, pronosticador de la Dirección General de Alerta Temprana, quien explicó algunos conceptos básicos sobre lo que está ocurriendo. “En el Norte de Corrientes y Sur de Misiones hay una barrera donde hacia el Sur, el aire es más frío y templado, también más húmedo. Y hacia el Centro y Norte de la provincia, gran parte de Paraguay, Chaco y Formosa el aire es más cálido. Se está formando como una presa entre el aire cálido y el frío. En esa compresión se genera una saturación debido a que la humedad se mantiene alta todo el tiempo”, explicó.Asimismo, agregó que “nosotros salíamos de uno de los marzo más calurosos de la historia, y luego ingresamos a un abril y mayo bastante frío con temperaturas entre 2 y 3 grados por debajo de los valores normales. En 60 días el suelo se enfrió y por tal motivo también tiene una temperatura bastante templada. En estos días apareció esta atmósfera más cálida que es propia de la zona tropical, algo no habitual en invierno y otoño”.

Entonces, el ambiente tropical que viene de la región amazónica se encuentra con esta barrera que es el aire frío. “Esta situación está generando preocupacion en la sociedad porque hay un exceso de humedad, mucha gente se queja del tema respiratorio, porque la verdad es que afecta en gran medida a la salud”, manifestó Kusik. Por otra parte, se refirió a las lluvias de los últimos días, inestabilidad que se va a mover hacia el Centro del Litoral debido a que “la pulseada entre el aire frío y el cálido la va a ganar el aire cálido y eso va a generar que se mueva este frente de tormentas y tengamos una mejora hasta el sábado a la tarde”.

Por eso hoy, mañana y pasado, va a haber buen tiempo en la provincia pero con mucho calor, lo que aumentará aún más la humedad. “Va a haber más saturación en el ambiente y más sensación térmica porque las temperaturas rondarán entre los 29 y 31 grados, con térmicas entre 33 y 35 grados”, detalló.

Finalmente, indicó que para el sábado hacia la tarde/noche llegará un frente frío que provocaría una disminución en la temperatura hacia la noche con lluvias y tormentas para el Sur y Centro de la provincia. “El domingo ya afectaría al Norte provincial, ahí sí se va a producir un descenso de la temperatura y va a haber un cambio de masas de aire y el frío a volver a ganar fuerza en nuestra región. A partir de allí ya se va a normalizar esta situación de exceso de humedad”, cerró.

Cómo afecta la humedad 

Teniendo en cuenta que los pisos están altamente resbaladizos y esto podría ocasionar caídas y un gran peligro para niños y ancianos, recomiendan abrir puertas y ventanas la mayor cantidad de tiempo posible a fin de ventilar los ambientes propiciando la circulación de aire para romper con la gran concentración de humedad. También se puede utilizar la opción “dry” del aire acondicionado para obtener los mismos resultados.

Este clima afecta en gran medida a la salud y aumenta la posibilidad de contraer enfermedades respiratorias como el asma, sinusitis e infecciones pulmonares como la bronquitis. Además deteriora las paredes de los hogares y produce problemas en la construcción, sobre todo a la hora de revocar.

territoriodigital.com