El consumo de agua es un hábito que nos cuesta a los misioneros: ¿cómo y por qué debemos mejorarlo?

Con el objetivo de tener datos locales, días atrás hemos realizado, por este medio, una encuesta sobre los hábitos alimentarios de los misioneros en la cuarentena, la cual arrojó datos interesantes sobre ingesta de alimentos, bebidas y actividad física.

Respeto al consumo de agua, que fue uno de los aspectos sobre el cual se indagó, el 52,4 % de los participantes manifestó no consumir más de 6 vasos diarios de agua. Si tenemos en cuenta que la recomendación general es de 8 vasos de agua por día, claramente es un hábito que debemos reforzar.

Los motivos por los cuales debemos consumir suficiente agua todos los días son muchos:

  • En primer lugar, debemos saber que el 75 a 80% de nuestro cuerpo está formado por agua, de ahí la importancia de consumirla en cantidades adecuadas para el funcionamiento normal del organismo
  • Es indispensable en los procesos de digestión, absorción, distribución de nutrientes, transporte y desecho de elementos tóxicos para el cuerpo.
  • Favorece las funciones del hígado, los riñones, el sistema digestivo e inmunológico.
  • Previene y favorece la eliminación de cálculos o “piedras” en el riñón y la incidencia de las infecciones urinarias.
  • Favorece el tránsito intestinal normal y mejora cuadros de constipación.
  • Ayuda a mantener la salud de la piel, el cabello y uñas.
  • Ayuda a lubricar las articulaciones, mejorando así la resistencia de los ligamentos y músculos.
  • Regula la temperatura corporal
  • Es fundamental para quienes desean bajar de peso debido a que ejerce efectos sobre el metabolismo.
  • Ayuda a controlar la presión arterial y mejora la circulación sanguínea.

¿Cómo saber si te falta consumir más agua?

Es importante prestar atención a ciertos signos y síntomas que pueden indicar que nuestro cuerpo está necesitando más agua diariamente, los cuales pueden ser:

  • Fatiga
  • Mareos
  • Piel seca, con pliegues, flácida, incluso con escamas. Escalofríos.
  • Calambres musculares
  • Orina poco frecuente, de color oscuro.
  • Estreñimiento
  • Dolores de cabeza
  • Halitosis (mal aliento)
  • Labios secos
  • Dolores de espalda y articulaciones

Recomendaciones:

  • Consumir 8 vasos de agua por día. Esto puede variar según tus actividades, edad, estado de salud, pero es importante prestar atención a lo que estamos consumiendo y mejorar.
  • Consumir agua segura, sola, saborizada con alguna fruta y/o hierba en pocas cantidades.
  • Se pueden tomar infusiones, pero no reemplazan al agua.
  • Los niños y adultos mayores tienen mayor riesgo de deshidratación, por lo cual debemos cuidarlos e hidratarlos adecuadamente.
  • Para facilitar su consumo, lleva tu botellita con agua al trabajo o, si lo estas haciendo desde casa, tenela a mano. Lo mismo si estudia.
  • Cuando realizas actividad física, toma agua antes, durante y después del ejercicio.

Lic. Romina Krauss-Nutricionista

M.P. n° 147