El tapaboca frena el paso bacteriano y viral de un lado a otro y motiva la distancia social

El doctor Conrado Estol considera que el uso de tapaboca no tendría que motivar discusión alguna “porque hay una extensísima evidencia de cómo frena el paso bacteriano y viral de un lado a otro”.  Inclusive frente a las partículas de la contaminación que miden apenas 2,5 de micrones “son minúsculas y sin embargo las máscaras limitan su paso”.

Observa también que asimismo tienen un efecto indirecto beneficioso en la pandemia: “en las poblaciones que usan máscaras, la gente en general tiende a mantener más la distancia física. Y ésa es otra de las patas para controlar la pandemia, que la gente no se acerque.

“Y se ha visto que cuando la gente no tiene máscara las demás personas tienden a acercarse más que cuando se tiene máscara. Así que hasta tiene un efecto indirecto positivo para control de la pandemia digamos que Buenos Aires”, consignó.

Estol dijo que finamente se llega a la conclusión que el uso del barbijo es una responsabilidad individual y comentó el caso de California, Estados Unidos,  donde el comerciante tiene el derecho de no atenderlo si usted llega al establecimiento sin barbijo.

noticiasdel6.com