Día del Trabajador y Asistente Social

El Día del Trabajador y Asistente Social, una celebración que cambió de fecha pero sigue honrando a los profesionales del trabajo social.

El trabajo social es una disciplina académica con título de grado que promueve el desarrollo y la cohesión social mediante un conjunto de herramientas y acciones socioeducativas para luchar contra la desigualdad e impulsar el desarrollo de las personas en situación de vulnerabilidad.

El Día del Trabajador y Asistente Social constituye un homenaje a los profesionales del trabajo social, quienes prestan servicios de orientación y resolución de diversos problemas de la comunidad, tanto en instituciones públicas como privadas.

Esta fecha fue instituida en 1961 durante las Segundas Jornadas Nacionales de Servicio Social, eligiéndose el día en que entonces se celebraba la Visitación de la Santísima Virgen.

Más tarde en el año 2012, se elegiría aquí en Argentina, en una reunión llevada a cabo en la Ciudad de Paraná, el 10 de diciembre; coincidiendo con el Día Universal de los Derechos Humanos, poniéndose de acuerdo la Federación Argentina de Asociaciones Profesionales de Servicio Social conjuntamente con Federación Argentina de Unidades Académicas de Trabajo Social.

«El 10 de Diciembre es el Día Universal de los Derechos Humanos y la propuesta de fijar esta fecha como Día del Trabajador/a Social en la Argentina implica asumir una clara posición política e ideológica en nuestra profesión, colocando la cuestión de los Derechos Humanos como eje central de nuestro proyecto ético-político como colectivo profesional», argumentó la Federación.

Fuentes: lasintesis.com.ar y lanacion.com.ar