¿Cómo aliviar los dolores posturales del teletrabajo?

Uno de los retos que ha traído el teletrabajo es compartir en simultáneo las actividades propias del hogar con la vida de home office. ¿Te ha pasado que la mesa que usas para almorzar o que tu sillón favorito para ver series de pronto se ha convertido en un gran lugar para responder mails? Si la respuesta es un sí, continúa leyendo.

Así como has preparado la mente y cambiado hábitos por el confinamiento del COVID-19, no hay que olvidar que el cuerpo aún necesita una adaptación a este nuevo escenario. Descubre cómo trabajar cómodo y confortable desde tu casa sin sufrir dolores o lesiones.

Teletrabajo en movimiento

Si saltas de una reunión virtual a otra, acomodas la computadora y sigues trabajando sin descanso, necesitas repensar tu rutina. ¡Tómate una pausa y muévete! Los especialistas en fisioterapia dicen que levantarse de la silla y acomodar tu postura evita que sufras sobrecargas en las articulaciones. Además, estar casi seis horas inactivo contribuye al desarrollo de enfermedades cardíacas, diabetes, entre otros problemas para tu salud.

¿Has sentido que al final de la jornada te molesta la espalda, el cuello o las piernas? Estas son las partes de nuestro cuerpo que se lesionan si sostenemos por muchas horas exactamente la misma posición. Si no quieres quedar como una estatua, pues obligate a interrumpir tu actividad laboral tras 40 0 50 minutos y así darle un respiro a tu cuerpo de 5 o 10 minutos.

Ejercicios simples para poner en práctica

  • El gato-camello: consiste en ponernos en posición cuadrúpeda, imitando a un gato, arqueando la columna hacia arriba. Baja el cuello y sostén 5 segundos ese movimiento. Luego arquear hacia abajo, estirando el cuello y mantener otros 5 segundos. ¡Verás cómo la espalda se relaja!
  • Desde tu silla: aprende a disminuir las tensiones en la nuca y cuello. Inclínate con la ayuda de una mano hacia un lado y el otro, guía el movimiento para estirar los músculos del cuello. Y si quieres ejercitar los hombros y pectorales puedes desplazar los brazos hacia atrás para estirar tu musculatura.
  • Prueba en el suelo: túmbate boca arriba para estirar tus lumbares. Lleva las rodillas hacia el pecho y rodealas con los brazos. Aguanta 30 segundos y vuelve a empezar. ¡Bien simple y eficiente!

misionescuatro.com