La pandemia disparó la venta de bicicletas y los pedidos de reparaciones

Por protección sanitaria, mayor libertad o ahorro económico, las bicicletas están teniendo un mayor uso a nivel mundial. Esta demanda inesperada provocó en el país, como pasó con otros productos, un rápido desabastecimiento y atraso de entregas.

Pero más allá de eso, las bicicleterías en Posadas se muestran animadas por el mayor interés en sus productos. Y resaltaron que el vehículo a pedal promueve muchos cambios benéficos que en otras partes del mundo son más valorados. Aprovechando el buen momento, piden que se tenga en cuenta y se favorezca esta movilidad más sana y menos contaminante en la ciudad.

Coinciden en que los productos más pedidos rondan los 30.000 pesos. Aunque hay muchos productos que fácilmente superan los 80.000 pesos.

También hay mucho movimiento en pedidos de arreglos y puesta en condiciones de vehículos que estuvieron muchos meses o años abandonados, pero hoy salen a ganar las calles.

«Lo que más complica hoy es la falta de importación. Encima tenemos que pagar 40 días antes para que nos manden la mercadería» Carlos IbáñezPropietario de Bicicletas Ibáñez

Más compras y puestas a punto


“La gente en lo posible está tratando de arreglar su vieja bicicleta o las bicicletas que tenga. Ahora el problema que tenemos es que a la gente no la dejan andar y eso es un error porque es un medio de transporte muy seguro. No creo que se puedan contagiar andando en bicicleta”, comentó Carlos Ibáñez, comerciante del rubro venta de bicicletas desde hace 60 años en la ciudad.

Más allá de los problemas, consideró que en su caso hay más pedidos de bicicletas del tipo mountain bike. “La gente está prefiriendo las bicicletas de rodado 29, por la comodidad y la tecnología que traen. Estas bicicletas vienen con frenos a disco, suspensión bloqueable, eso permite conectarla en caminos de tierra y quitarla para el asfalto. Yo traigo bicicletas hasta 39.000 pesos y las más económicas, pero también de buena calidad, están desde 24.000 pesos”, ejemplificó.

Señaló, en tanto, que los mayores pedidos chocaron contra el gran problema del cierre o demora de importaciones. “Lo que más complica hoy es que no hay importación. La mayor cantidad de componentes de una bicicleta se fabrica en otros países”, apuntó Ibáñez. Y admitió que “cuando no se consigue mercadería, empiezan a subir los precios y no hay control. Encima ahora tenemos que pagar la mercadería 40 días antes y esperar que llegue. Nos mandan las bicicletas cuándo les queda bien e incluso nos ponen un recargo, eso está muy mal, pero así es la Argentina”, comentó el comerciante y reconocido ciclista.


«Hoy las bicicletas más buscadas son las de rodado 29. Antes este rodado casi no existía, pero se impuso» Jorge AlderetePropietario Bicicletas Flaco Alderete.

Más pedidos, usos y accesorios


Para el empresario Eduardo Ganser, las restricciones del transporte motivaron a más gente a adquirir una bicicleta. Pero también diferenció que hoy la gente aprovecha y busca un rodado de mayor calidad y tecnología que le permita una movilización placentera. “Tengo bicicletas nuevas desde 15.000 pesos, pero las bicicletas que más vendo cuestan arriba de 30.000 pesos. La diferencia es la comodidad y tecnología con que vienen equipadas las bicicletas”, consideró.

En su local mostró que las nuevas bicicletas vienen con cambios automáticos, que permiten un rápido avance y retroceso de velocidad (doble manillar). “Estos sistemas son muy superiores a los cambios de antes, donde la gente se acostumbraba a mirar el cambio que ponía y en ese instante se podía caer o chocar con la bicicleta”.

Resaltó que las bicicletas con mayor precio y calidad vienen con componentes de última generación de la marca Shimano, que es en definitiva lo que les otorga mayor valor a las diferentes marcas de rodado. “Hay diferentes precios de bicicletas. Ahora están las que vienen con ruedas más anchas para andar en la arena y que están de moda. Pero en precios hay de todo, de 80.000, de más de 300.000 y hasta unos 800.000 pesos. Nosotros tenemos clientes que nos traen con frecuencia sus bicicletas de fibra de carbono para lavado y mantenimiento. El servicio es muy importante”, explicó.

Por otro lado, comentó que una parte importante del negocio de las bicicletas y que también muestra un gran movimiento son los accesorios. “Hoy la tecnología cambió mucho la experiencia de andar en bicicleta. Hay quienes vienen a buscar manijas de gel que hacen más cómodo y seguro el agarre de los manubrios y valen 3.000 pesos. Hay luces de led, que son muy vistosas y útiles. Mucha variedad de cascos. Les explicamos a los clientes que pueden colocar un asiento según el tipo de bicicleta y el uso que tengan”, comentó.

Recordó, en tanto, que los vehículos deben ajustarse para mayor comodidad . Y en eso los bicicleteros pueden ayudar y brindar consejos sobre la altura de asientos, manubrios o qué dispositivo se puede cambiar para mejorar la experiencia al andar en bicicleta.

«Hay bicicletas desde $15.000, pero las que más vendo cuestan arriba de $30.000, la diferencia es la tecnología y comodidad» Eduardo GanserPropietario Bicicletas GanserEl reino de la 29


Para Jorge “Flaco” Alderete, dueño de una conocida bicicletería, la demanda actual hoy muestra como gran favorita a la bicicleta de rodado 29. “Hoy las bicicletas que más se buscan son del estilo mountain bike y de rodado 29. Hace unos cinco años este rodado casi no existía, después se empezó a imponer y hoy es la gran favorita. Obviamente al ser más grande la rueda, tiene más rendimiento, más agarre y estabilidad”, comentó.

Sobre la demanda, remarcó que hay más ventas, pero preocupa la escasez de productos. “Lo más grave en el país es que no se está consiguiendo mercadería. Y es un problema para el comercio. La gente está usando más su bicicleta y eso es muy bueno. Nosotros estamos trabajando muy bien, no sólo en ventas, también para arreglos en taller tenemos más pedidos”.

El comerciante, también con muchos años en el sector, resaltó la mayor tecnología y calidad de los modelos actuales. “Muchos años atrás, las bicicletas de aluminio eran muy caras, casi inalcanzables. Hoy por unos 25.000 o 30.000 pesos se consiguen buenas bicicletas. Después, con mayor calidad de componentes o por marcas reconocidas, los precios van subiendo”.

Apuntó también como variante actual que entre los rodados hay diferencias de talle. “Hace poco se comenzó a consultar si la bicicleta viene en talle S, M, L o XL. Son medidas en base a la altura del cliente. A veces la diferencia es por milímetros que con un ajuste de asiento o manubrio se corrige fácil, pero se tiene más en cuenta la personalización”.

Alderete apuntó que con la mayor demanda se observa que el producto se puso de moda.

“Yo le aconsejo a la gente que compre en donde quiera, pero en lo posible que sea en una bicicletería donde le van a dar todos los ajustes y consejos para su mejor mantenimiento. Ahora vemos que hasta en las concesionarias de autos o motos ofrecen bicicletas y está bien, porque la gente quiere comprar, pero la asistencia es importante”.

Por otro lado, se observa que muchas personas grandes salieron a comprar su primer bicicleta. “Había gente que estaba más acostumbrada a jugar al fútbol o a ir al gimnasio, pero como no lo podía hacer, ahora optó por probar con la bicicleta. Los chicos, por otro lado, siempre piden  y ojalá aprendamos de ellos. Creo que habrá un cambio con la próxima generación que impondrá más el uso de las bicicletas”.

Más lugar para el taller y la venta

Ramón Espíndola, de la Bicicletería 213, consideró que hay una gran demanda de bicicletas y que ello está reflejando una necesidad muy grande de trasladarse con seguridad y ahorrar gastos. “Tenemos tanto consultas por bicicletas nuevas como pedidos para restaurar bicicletas que estuvieron durante mucho tiempo sin uso. Por la gran cantidad de pedidos nos tuvimos que mudar a un local más grande para atender mejor a los clientes”, comentó al programa Acá te lo contamos por Radioactiva FM. Precisó: “Estamos atendiendo hoy un 50% más de ventas de bicicletas que antes de la pandemia. La mayor venta es porque la gente, al no querer usar el transporte público o por miedo, prefiere usar su propio medio de transporte”. Acotó que “también incidió que muchas actividades como la realización de deportes o la asistencia a gimnasios estuvieron cerradas por muchos días. Cuando pensamos en comprar una bicicleta, estamos pensando en un precio de entre 20.000 y 30.000 pesos. Aunque hay bicicletas desde 13.000 pesos, pero el promedio hoy está entre 20.000 y 30.000 pesos”. Recordó, en tanto, que además de las compras concretas en su local, hay muchos clientes que ofrecen sus bicicletas usadas en venta en el Facebook del comercio. “Hay mucha gente que busca las bicicletas usadas, hay mucho interés”. En cuanto a precios se observó que los valores (según el estado del rodado) promedian entre 8.000 y 12.000 mil pesos.

OpiniónUn poquitito pedaleando y otro caminando

Por Eduardo Saldivia Arquitecto. Docente de la Facultad de Arquitectura de la UCSF Cuando hablamos de transporte urbano, tenemos que tender hacia la complementariedad de modos. Esto significa que haya tramos de nuestros recorridos que podamos hacer en bicicleta, otros en colectivo o en tren y otros caminando. La avenida 9 de Julio, en Buenos Aires, debe ser el peor ejemplo del mundo en este sentido, allí todo está encimado y uno puede ir de Constitución a Retiro en colectivo, o en subte, o en bicicleta, o caminando, o en taxi, como si todo fuera lo mismo, y demostrando el caos que tiene esa ciudad en lo referente a transporte urbano. Supongamos que hay una guardería de motos y autos en cada una de las terminales de transferencia, a precios económicos y que nos permita entrar al centro de la ciudad en colectivos por carriles exclusivos, de manera rápida y confortable. Y una vez en el centro, desde la plaza San Martín uno pueda usar una bicicleta pública para ir hasta el Palacio de Tribunales o se pueda ir por la peatonal La Rioja caminando hasta su oficina en la calle Buenos Aires. Así sería -por ejemplo- la movilidad sustentable que nos permitiría tener una mejor ciudad. Aunque haya ciclovías por todo Posadas -y ojalá pronto las haya-, nadie pretende que uno vaya desde las cuatro avenidas hasta la ciudad de Garupá pedaleando, cada uno usará el tramo de la red que necesita y le viene bien. Para lograr un transporte integrado, intermodal y que permita la complementariedad, es importante también que el tren incluya la posibilidad de trasladar nuestras bicicletas, con espacio de furgón en algunos vagones o que tengan soporte para bicicleta los colectivos, algo que hoy se puede ver en muchas ciudades. Así también podríamos ir en bici hasta la parada del colectivo, viajar con nuestro rodado en colectivo hasta el Parque de la Ciudad y poder seguir nuestro viaje allá, disfrutando de la naturaleza un fin de semana.

En cifra

$15.000

Cuestan en promedio las bicicletas más económicas de rodado 26. Pero más público apunta a un rodado más grande y paga más.

TERRITORIODIGITAL.