Informe reveló que más de la mitad de los que reciben el bono de $10 mil son mujeres

El informe “Políticas públicas y perspectiva de género”, elaborado por la Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género, del Ministerio de Economía, a cargo de Mercedes D’Alessandro, reveló que el 55,7% de los beneficiarios del Ingreso Federal de Emergencia (IFE) son mujeres. Éstas además, están sobrerrepresentadas en el sector de menores ingresos de la población, donde 7 de cada 10 personas son mujeres.

“La distribución del IFE es marcadamente progresiva en términos de género: de acuerdo a datos de ANSES el 55,7% de quienes lo perciben son mujeres (4,9 millones) y 3,9 millones de varones”, destaca el informe.

El IFE es una transferencia directa de $10.000 (aproximadamente 145 dólares) y equivale al 59,3% del Salario Mínimo Vital y MóvIL fue creado para amortiguar el impacto de la crisis económica producto de la pandemia de coronavirus alcanzó 8,9 millones de beneficiarios. Ya se pagaron 2 tandas de IFE, entre abril y julio, y se prevé un nuevo pago en agosto.

El 68% de estas políticas de transferencia (IFE, bonos AUH, bonos para jubilaciones mínimas y refuerzo de la tarjeta Alimentar) producto de la crisis económica que se profundizó con el coronavirus se dirigieron al 50% de la población de menores ingresos.

El estudio revela que las mujeres son mayoría en el empleo informal y que la brecha salarial llega al 36,8% cuando no están registradas.

“Hay brechas de género muy pronunciadas: las mujeres ganan un 27 % menos que los varones y esa brecha se amplía cuando se trata de trabajo informal, que llega al 38%, tienen más obstáculos para insertarse laboralmente, recae sobre ellas el cuidado de hijas e hijos y, frente a la pandemia, todo esto se amplifica porque aumentan las dificultades laborales de la población y la carga de tareas domésticas”, explicó D´Alessandro en la presentación del informe.

La principal ocupación de las mujeres en nuestro país es el servicio doméstico. Los efectos de la pandemia en este sector tiene fuertes repercusiones en las mujeres dado que aproximadamente 1 de cada 5 trabajadoras desarrollan esta ocupación. Un total de 272.000 trabajadoras de casas particulares recibieron el IFE.

“Las medidas de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) significan, para la mayoría de estas trabajadoras, perder la posibilidad de realizar sus labores y, con ello, perder su fuente de ingresos. Por este motivo, su inclusión dentro del IFE contribuye a aminorar los efectos de la crisis sobre un sector especialmente relevante en el empleo de las mujeres. Dada esta gran vulnerabilidad en el sector, el IFE incluye también a las trabajadoras de Casas Particulares formales. Es la única excepción que se expresa en la reglamentación”, advierte el informe.

Otro dato relevante es que el 61,5% de quienes reciben el IFE tienen entre 18 y 34 años.

Además, el refuerzo en las jubilaciones también tuvo a una gran cantidad de mujeres destinatarias. Quienes lo cobraron son el 67,3% de un total de 2.677.773 personas. En tanto, los bonos de la Asignación Universal por Hijo (AUH) los cobran un 94,7 por ciento de mujeres entre 4.607.099 beneficiarias.

Vale aclarar que teniendo en cuenta desigualdad de género y en los ingresos, el Estado determinó en un grupo familiar sea la mujer quien preferentemente cobre el IFE, así como ocurre con la AUH .

(Fuente: Minuto Uno)