El Gobierno selló acuerdo con los bonistas por la reestructuración de la deuda

El Gobierno anunció que alcanzó un acuerdo con los tres grandes grupos de acreedores por la reestructuración de la deuda bajo ley extranjera, después de varios meses de negociaciones. El Ministerio de Economía consideró en un comunicado que difundió durante la madrugada que el consenso se traducirá en un «alivio de deuda significativo» para la Argentina.

En el comunicado se informó que el acuerdo fue con «el Grupo Ad Hoc de Bonistas Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje y otros tenedores». El Gobierno explicó que el aval de los bonistas «les permitirá apoyar la propuesta de reestructuración de deuda de Argentina».

Economía comunicó que «ajustará algunas de las fechas de pago contempladas para los nuevos bonos establecidas en su Invitación del 6 de julio». Aclaró que eso no significa «aumentar el monto total de los pagos de capital o los pagos de interés que Argentina se compromete a realizar y mejorando al mismo tiempo el valor de la propuesta para la comunidad acreedora».

Entre los cambios que se dispusieron están el adelanto de fecha de pago de los nuevos bonos. Serán el 9 de enero y el 9 de julio, contra las fechas del 4 de marzo y el 4 de septiembre establecidas originalmente. Además los nuevos bonos de compensación por intereses devengados y compensación por consentimiento adicional empezarán a amortizar en enero de 2025 y vencerán en julio de 2029.

Los nuevos bonos 2030 en dólares y euros empezarán a amortizar en julio de 2024 y vencerán en julio de 2030. La primera cuota tendrá un monto equivalente a la mitad de cada cuota restante. Mientras que los nuevos bonos 2038 en dólares y euros de contraprestación por los bonos de descuento existentes empezarán a amortizar en julio de 2027 y vencerán en enero de 2038.

Para efectivizar el acuerdo y que los bonistas formalicen su adhesión la Argentina extendió hasta el próximo 24 de agosto la fecha de vencimiento de su oferta. En el caso de que no haya otra prórroga de los plazos el anuncio de resultados será «el 28 de agosto o lo antes posible de allí en adelante», de acuerdo al comunicado. Mientras que las fechas de Ejecución, de Entrada en Vigor y de Liquidación serán el próximo 4 de septiembre «o lo antes posible de allí en adelante».

El acuerdo para la reestructuración de la deuda en manos de bonistas privados se alcanzó después de casi cinco meses de idas y vueltas en las negociaciones y unos U$S15.000 millones sobre la mesa para acercar posiciones con los acreedores.

El proceso empezó a mediados de marzo con las primeras conversaciones entre el ministro de Economía Martín Guzmán con representantes de los principales fondos de inversión tenedores de bonos argentinos. El funcionario dejó en claro de arranque que el país necesitaba un alivio de deuda, en línea con lo que había recomendado el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Después de arduas negociaciones el Gobierno alcanzó un consenso con los bonistas más duros, y se estima que la zona de acuerdo fue de U$S54,8 por cada 100 de deuda. La cifra se ubica lejos de los U$S40 dólares de la primera oferta oficial y de los U$S63 de la primera pretensión de los acreedores.

El consenso, que se cocinó entre negociaciones por videoconferencia entre Buenos Aires y Nueva York por las restricciones de viajes de la pandemia, implicó que ambas partes cedieran algo de lo que exigían para poder alcanzar un acuerdo.

territoriodigital.com