Un estudio reveló que tomar una copa de vino o cerveza por día aumentaría el riesgo de obesidad

Con sólo tomar una copa de vino chica o un porrón de cerveza al día, aumenta el riesgo de padecer obesidad, diabetes y presión arterial alta, según advierte una investigación realizada en base a las historias clínicas de 26 millones de personas adultas en Asia.

El estudio, encabezado por la doctora Hye Jung Shin, del Centro Médico Nacional de Seúl, en Corea del Sur, define una bebida alcohólica estándar como 14 gramos de alcohol por día, lo que equivale aproximadamente a una copa de vino chica, de 118 mililitros, o un porrón de cerveza de 355 mililitros.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define una bebida alcohólica estándar como 10 gramos de etanol puro y recomienda tanto a hombres como a mujeres que no excedan de dos bebidas promedio al día.

El detalle de la investigación sobre la relación consumo de alcohol y obesidad

En el estudio, los investigadores analizaron las historias clínicas y el consumo de alcohol en más de 14 millones de hombres y 12 millones de mujeres entre 2015 y 2016 del Sistema Nacional de Seguro de Salud de Corea. Las conclusiones se presentaron en el Congreso Europeo e Internacional sobre Obesidad que este año se desarrolló de forma virtual.

Se tuvieron en cuenta factores influyentes como la edad, la actividad física y el tabaquismo. El análisis encontró una fuerte asociación entre el consumo de alcohol y la obesidad, así como entre la ingesta de alcohol y el síndrome metabólico, un grupo de afecciones que incluye sobrepeso, obesidad, niveles alterados de azúcar en sangre, presión arterial alta y colesterol que a su vez aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, infartos y derrames cerebrales si no se controlan.

“Tanto los hombres como las mujeres que consumían una mayor cantidad de alcohol tenían mayores probabilidades de obesidad. Se observan los mismos resultados para el síndrome metabólico”, señaló Shin.

El riesgo más alto se observó en los hombres que tomaban más de dos bebidas o 24 grados de alcohol al día, con un 34 por ciento más de probabilidades de obesidad y un 42 por ciento más de probabilidades de síndrome metabólico. De manera similar, las mujeres que consumían una mayor cantidad de alcohol tenían más probabilidades de tener obesidad y síndrome metabólico.

Fuente: TN