Messi confirmó que se queda en Barcelona: «Jamás iría a juicio contra el club de mi vida”

“El presidente me dijo que la única manera de irme era pagando los 700 millones o con un juicio”, añadió el futbolista argentino. 

Lionel Messi rompió el silencio para comunicar que continuará en el Barcelona a casi un mes de la histórica derrota ante el Bayern Múnich por Champions League. “Voy a seguir en el club porque el presidente me dijo que la única manera de marcharme era pagar la cláusula de 700 millones”, anunció luego de analizar seriamente puertas adentro durante semanas la idea de marcharse del club que lo vio llegar en el 2000 con apenas 13 años.

“Luego había otra manera que era ir a juicio. Yo no iría a juicio contra el Barça”, aseguró en la nota que le brindó al portal Goal para dar a conocer su decisión.

Yo pensaba y estábamos seguros que quedaba libre, el presidente siempre dijo que a final de temporada yo podía decidir si me quedaba o no y ahora se agarran a que no lo dije antes del 10 de junio cuando resulta que el 10 de junio estábamos compitiendo por la Liga en mitad del virus este de mierda y de esta enfermedad que alteró todas las fechas. Y este el motivo por el que voy a seguir en el club…”, explicó en la entrevista.

Le dije al club, sobre todo, al presidente, que me quería ir. Se lo llevo diciendo todo el año. Creía que era el momento de dar un paso al costado. Creía que el club necesitaba más gente joven, gente nueva y pensaba que se había terminado mi etapa en Barcelona sintiéndolo muchísimo porque siempre dije que quería acabar mi carrera aquí. Fue un año muy complicado, sufrí mucho dentro de los entrenamientos, en los partidos y en el vestuario”, explicó sobre la maduración que existió atrás de la decisión de irse.

“Se me hizo muy difícil todo y llegó un momento que me planteé buscar nuevos objetivos, nuevos aires. No vino a causa del resultado de Champions ante el Bayern, la decisión llevaba pensándola mucho tiempo. Se lo dije al presidente y bueno, el presidente siempre dijo que yo al final de temporada podía decidir si me quería ir o si me quería quedar y al final no terminó cumpliendo su palabra”, agregó.

CÓMO FUERON LOS DÍAS PREVIOS A SU DECLARACIÓN

Jorge, padre y agente del futbolista, viajó hace dos días a España para comenzar a definir el futuro de su hijo. Al llegar al aeropuerto de El Prat, el empresario confesó que era “difícil” que Messi siguiera ligado al FC Barcelona. Sin embargo, luego del primer encuentro cara a cara con el presidente Josep María Bartomeu, comenzó a tomar fuerza dentro del entorno de la Pulga la posibilidad de continuar un año más en el equipo.

Antes de esto sólo hubo unas pocas palabras oficiales del otro lado del mostrador. El secretario deportivo, Ramón Planes, había adelantado la postura de la dirigencia: “No contemplamos ningún tipo de salida de Leo a nivel contractual. Nosotros queremos que Leo se quede. Hay que tenerle un respeto enorme a Leo Messi porque estamos hablando del mejor jugado del mundo y de la historia”. A la decisión de impedir su salida, también se sumó la propia Liga de España, que publicó un comunicado: “La Liga no efectuará el trámite de visado previo de baja federativa al jugador si no ha abonado previamente el importe de dicha cláusula”. Los caminos para irse eran cada vez más estrechos.

Jorge Messi fue el encargado de contestarle a Javier Tebas Medrano, el presidente de la Liga Nacional de Fútbol Profesional de España. El hombre que maneja la carrera del futbolista del Barcelona advirtió horas antes del anuncio de su hijo que “desconocen” el contrato que analizó la Liga para asegurar que no le darían la ficha si no pagaban la totalidad de la cláusula y aseguró que ese ítem ya caducó. “Sin perjuicio de otros derechos que se recogen en el contrato y que ustedes omiten, es obvio que la indemnización de 700 millones de euros, prevista en la cláusula 8.2.3.5, no aplica en absoluto”, señaló en un comunicado que se envió desde la agencia de representación del futbolista.

(Fuente: Infobae)