Día Internacional para la Prevención del Suicidio

Como cada 10 de septiembre, se conmemora el Día Internacional para la Prevención del Suicidio, fecha establecida desde la Organización Mundial de la Salud (OMS). En sintonía con la misma, la licenciada en Psicología Natalia Falcone, quien se desempeña en la Asociación Civil Defender la Vida, visitó los estudios de Misiones Online TV para ahondar en la temática, explicar sobre los factores de riesgo y cómo influye la pandemia. 


En marco del Día Internacional para la Prevención del Suicidio, fijado cada 10 de septiembre por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la psicóloga Natalia Falcone que se desempeña en la Asociación Civil Defender la Vida brindó detalles acerca de los factores que indicen en este desenlace multicausal y la importancia de su prevención.

Carla Jaimes y Natalia Falconi, psicólogas. 

El suicidio se puede prevenir, pero para poder hablar de la prevención es importante entender que no tiene una sola causa sino que es multicausal. Hay muchas cosas que pueden estar influenciando a una persona que toma la decisión de quitarse la vida. Aquel que toma esa decisión no quiere morir, lo que quiere es dejar de sufrir”, explicó.


Prevención del suicidio: factores de riesgo

Según precisó Falcone, existen diversos factores de riesgo que pueden tener incidencia en aquellas personas que se encuentran atravesando una crisis vital. “Estos factores no son en sí mismos las causas del suicidio: padecer de una enfermedad mental, por ejemplo, puede ser un factor de riesgo, pero no significa que por tener esta condición una persona va a suicidarse”, señaló.

Los factores de riesgo engloban a todas aquellas cosas que incrementan la posibilidad de que alguien vea a la muerte por mano propia como opción“Existen factores individuales, familiares y sociales que, en contextos donde el malestar, el sufrimiento o las situaciones someten a la persona aumentan la vulnerabilidad”, especificó.

Precisó que algunas características en las personas pueden ser mucha rigidez o la baja tolerancia a las frustraciones, también si están atravesando alguna situación de estrés o un trastorno psicológico que les genera malestar. 


Prevención del suicidio: la situación en tiempos de pandemia

A raíz del aislamiento establecido producto de la pandemia de coronavirus (Covid-19)también es un factor de riesgo. “Nuestra asociación lleva el nombre de Hablemos de Defender la Vida porque es importante hablar sobre esta problemática: hay que ayudar a las personas para que puedan decir lo que les está pasando. Ese es un factor protector que disminuye el riesgo”, indicó.

En ese sentido se refirió a las personas que ya venían acarreando problemas individuales y del entorno, señalando que esos factores se potencian en contexto de aislamiento. “Si esa persona está aislada, sin contacto social y sin poder hablar con alguien para expresar lo que le está pasando, está en mayor riesgo de tomar una decisión impulsiva o a veces no tan impulsiva porque ya lo había pensado”, manifestó.

suicidio

Consultada sobre si es posible que durante este tiempo de pandemia se hayan incrementado los casos, expresó que aún es apresurado hablar de cifras ya que hasta el momento el único registro existente es el que realizan los profesionales de la salud mental a partir de las consultas recibidas.

En los últimos 10 años sí se triplicó la intención suicida y el acto, pero no hay datos y la percepción que tenemos corresponde a la percepción individual de las personas que trabajamos en esto, es decir de quienes recibimos la información”, explicó.


Prevención del suicidio: acompañamiento a las familias en el proceso de duelo

Entendiendo que este momento particular exige diversas limitaciones, atravesar una situación conlleva un mayor desafío. Falconi expresó que “el proceso de duelo por una pérdida por suicidio es muy particular y tiene una serie de características diferentes a lo que significa perder a alguien por una muerte que no implique suicidio”. 

“El aislamiento social no nos permite reunirnos, estar cara a cara y acompañarnos, que sería lo ideal. El proceso de duelo tiene etapas y hay que respetar los tiempos de las personas, quienes necesitan quizá estar solos para procesarlo o en familia, con su círculo más íntimo. Después ayuda mucho estar en grupo o ser asistidos por personas que tal vez ya conocen sobre este proceso”, sostuvo.


Prevención del suicidio: romper los paradigmas y buscar ayudar

suicidio

Hay que desmitificar el hecho de que ir al psicólogo o al psiquiatra signifique que ‘estoy loco’. Las personas que buscan ayuda, justamente, son aquellas que se dan cuenta de que les pasa algo y necesitan conversar con alguien. Hay que reconocer que necesitamos ayuda y comenzar a corregir esa mirada”, manifestó.

Explicó que es necesario suprimir el peso de la verguenza de aquellos problemas que aquejan a la persona en situación de crisis y que busca asesoramiento. “No hay que sentirse estigmatizado por ir al psicólogo, porque eso sí atenta contra la posibilidad de que la gente busque ayuda a tiempo. Cuando no lo hacen es porque sienten que serán objeto de burla y se quedan encerrados en sí mismos cuando podrían recibir ayuda que los alivie”, afirmó.