Los artesanos volvieron a la Costanera con resultado positivo

Luego de más de seis meses de ausencia, el pasado domingo los artesanos regresaron al cuarto tramo de la Costanera. En horas de la siesta comenzaron a ubicarse en el tradicional paseo costero ubicado al lado de la ex estación de trenes. Tal como establece la normativa, para esta prueba piloto se aplicaron los distintos protocolos que hacen al cumplimento de las medidas de bioseguridad, para eso los emprendedores se ubicaron en puestos bien distantes, donde además se tomaron los recaudos necesarios para volver al circuito comercial.

En esta oportunidad, participaron 28 emprendedores y feriantes que habitualmente están en el Paseo Bosetti y 40 mini emprendedores de la tradicional feria TAVAPY.  A partir de las 17 hs comenzó a verse el movimiento y con eso también las ventas. El evento se realizó con estricto protocolo biosanitario y se respetó el horario de cierre por parte de los feriantes.

Para los emprendedores volver fue una gran alegría y además un éxito de ventas. Esta actividad estuvo acompañada y trabajada en forma articulada entre las Secretarías de Desarrollo Económico, Gobierno y también estuvo presente controlando que se cumplan las medidas de cuidado y distanciamiento social por parte de la Dirección General de Control comunal y la Dirección de Inspección y Servicios del municipio.

El Territorio se acercó hasta el lugar y dialogó con los protagonistas de este escenario cultural, quienes se mostraron expectantes y felices por esta vuelta que hace tiempo venía pidiendo una revancha.

Claudio Corrales, coordinador de la Feria Tavapy, explicó: “Normalmente somos 96 puestos, pero con la cuestión de la pandemia, en conjunto con la Municipalidad decidimos empezar con el 50 por ciento, así que ahora somos alrededor de 45 puestos y nos vamos a ir turnando, vamos a ir viendo las circunstancias. En realidad tenemos más espacio como para colocar unos 15 o 20 puestos más, pero vamos a ver cómo va esta prueba piloto”.

Y agregó: “Queremos que todo salga bien para poder seguir trabajando. Estamos muy alegres, fue una emoción muy grande cuando recibimos el llamado en el que nos avisaban que íbamos a volver, así que estamos felices de estar de nuevo en la Costanera, que es nuestra segunda casa”.

Claudio recordó los comienzos de la feria, que si bien lleva ya cuatro años en la Costanera, comenzó en el Paseo Bosetti. “Éramos 15 cuando comenzamos pero con el correr de los años y el trabajo en familia logramos ser unos cuantos más”, rememoró y pidió al público que continúe cumpliendo con los recaudos necesarios, “que nos ayuden a poder seguir trabajando, gran parte depende de ellos”.

elterritorio.com.ar