Educación: el regreso a clases quedará en manos de cada provincia

La resolución del Consejo Federal de Educación (CFE) fue votada por unanimidad este jueves. “Hay criterios epidemiológicos para restablecer las actividades presenciales en las instituciones educativas”, señala el documento difundido por el Ministerio de Educación.

No obstante, la aplicación efectiva del regreso a las aulas deberá ser autorizada por cada gobernador, que reparará en la situación epidemiológica de su distrito para dar el visto bueno o no.

“Se aprobó, por unanimidad de las 24 jurisdicciones educativas, una resolución que permite proyectar un regreso seguro en varias jurisdicciones con riesgo bajo, y en algunas jurisdicciones con riesgo medio poder llevar adelante actividades en espacios abiertos que no incluyan el regreso a clases”, señaló Trotta en una rueda de prensa en el Palacio Pizzurno, donde encabezó la reunión virtual con sus pares de las diferentes provincias.

“Cada jurisdicción, a partir del análisis específico puede ir avanzando en la necesidad que tenemos de recuperar los aprendizajes y dar una respuesta que permita ciertas instancias de revinculación escolar”, remarcó el ministro de Educación.

Trotta puntualizó que el parámetro para la autorización o no de la vuelta a las aulas será el semáforo epidemiológico. “En la guía que hemos desarrollado se establece que para sea posible el regreso a clases tiene que haber un riesgo leve. El semáforo tiene tres componentes: si está en verde, cada jurisdicción podrá dar el paso”, afirmó.

Si el semáforo está en amarillo, lo cual marcaría un riesgo medio, “podrán realizarse actividades al aire libre con hasta 10 estudiantes”, remarcó el funcionario. El rojo indica un riesgo alto y, por ende, la imposibilidad de autorizar el regreso a las clases.

“A partir de esa información, cada jurisdicción podrá tomar las decisiones priorizando el cuidado de la salud”, destacó Trotta.

territoriodigital.com