Coronavirus: el uso de aire acondicionado no aumenta las posibilidades de contagio

Con la llegada de las altas temperaturas en la provincia de Misiones el uso del aire acondicionado se vuelve fundamental para refresca los ambientes cerrados pero en medio de la pandemia por coronavirus las investigaciones sobre su uso llenan de dudas a la sociedad. La Organización Mundial de la Salud no cuestiona su uso pero aconseja ventilar los ambientes por más que este prendió el aire.

Cuando el gobernador de la provincia de Buenos Aires anunció que la temporada de verano comienza el 1 de diciembre también explicó ciertas medidas que deberán tomar los turistas. Una de ellas tuvo una resonancia particular porque hizo mención a que estará prohibido el uso de aire acondicionado en los alojamientos porque se lo considera contraproducente para los mejores resultados en la búsqueda de la seguridad sanitaria. El dato fue ratificado luego en un comunicado del Ministerio de Producción bonaerense.

Laura Barcán es infectóloga del Hospital Italiano de la ciudad de Buenos Aires y en diálogo con Radioactiva indicó que el uso del aire acondicionado no representa un peligro pero que deben tomar medidas de precaución.”El aire dispersa al virus dentro del lugar pero no es dañino, tanto la OMS (Organización Mundial de la Salud) como otras instituciones no hablan de no utilizar aire acondicionado”, aclaró.

“El virus esta en el aire pero no es igual que el sarampión que está en todos los lugares y es hiper contagioso. En donde está el virus y es un lugar cerrado con muchas personas y no hay ventanas abiertas hay circulación de aire. No es que esta siempre pero en lugares cerrados con mucha gente podemos ver que queda en el aire por un tiempo”, comentó la especialista en infectología.

“Si el aire acondicionado está en buenas condiciones de uso y con los filtros limpios no hay riesgos al utilizarlo. Pero siempre hay que mantener el distanciamiento social y el uso de tapabocas en lugares cerrados”, indicó.

“Hay que dejar alguna ventana abierta por más que este prendido el aire, los comercios pueden prenderlo, dejarlo funcionar una hora y abrir para renovar el aire”, aconsejó la infectóloga como una medida que pueden adoptar todos los lugares que utilizan aire acondicionado y que constantemente reciben clientes porque de esta manera se renueva el aire del espacio y no hay posibilidades que el virus se disperse.

En junio se conocieron los resultados de un estudio realizado por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades Infecciosas (CDC) del Distrito de Guangzhou Yuexiu, China que relacionó al COVID-19 con el uso del aire acondicionado. Fue el 24 de enero, cuando un total de 91 personas estaban almorzando en un restaurante en China que no tenía ventanas pero sí aire acondicionado. De los clientes, 10 se enfermaron con COVID-19.

“Hay mucha información nueva dando vuelta y tenemos que evaluar cada una pero no podemos decir que no se use el aire. Tenemos que mantener limpio el filtro, usar tapabocas dentro de lugares cerrados y ventilar los ambientes”, agregó.

misionesonline.net