El Gobierno nacional dispone nuevas medidas para tratar de controlar al dólar

En un nuevo intento por tratar de frenar la escalada del dólar, el Ministerio de Economía concretará el martes una importante licitación de instrumentos financieros. Entre ellos habrá un bono atado a la evolución de la cotización oficial de la moneda estadounidense. De esa manera el Gobierno intentará atraer a ahorristas para que inviertan en pesos y que esos billetes no generen mayor presión a la divisa norteamericana.

La semana pasada el dólar blue llegó a $195, y la brecha entre el oficial y el paralelo alcanzó el 150%. Pese a las reiteradas declaraciones del ministro de Economía Martín Guzmán de que no habrá una devaluación el mercado, los analistas de la plaza exigen medidas para frenar la tendencia alcista y achicar la diferencia entre ambas cotizaciones del dólar.

Ahora el Gobierno, además de las medidas que tomó en el mercado bursátil sobre el dólar contado con liquidación, tiene previsto ofrecer diversas opciones para que los inversores elijan y de ese modo secar de pesos la plaza. Será la tercera licitación de deuda pública emitida en pesos durante octubre y la segunda que contemplará también un título atado a la variación de la divisa oficial.

El 6 de octubre la Secretaría de Finanzas licitó el Bono del Tesoro Nacional (BOTE) vinculado al dólar con vencimiento el 30 de noviembre de 2021. Las operaciones fueron por $136.105,4 millones, equivalentes a U$S 1766,4 millones. Dos días después adjudicaron dos Letras a Descuento (Ledes) y una vinculada a la inflación (CER) por $29.826 millones.

Ahora Economía anunció además de las licitaciones la realización de una subasta por U$S750.000.000. Los títulos elegibles y los nuevos a ser emitidos serán presentados por el Ministerio el 2 de noviembre. Mientras que la licitación se realizará entre el 9 y 10 de noviembre, con liquidación el viernes 13 del mismo mes.

La semana pasada el Gobierno anunció la reducción de 5 a 3 días el plazo mínimo de permanencia que deben esperar los inversores que realicen la operación del dólar contado con liquidación. Ese parking funcionaba para personas humanas y jurídicas que compran activos en pesos y que luego los vendan en dólares.

Además de estas iniciativas Guzmán envió al Congreso un proyecto de ley que exime de impuestos a las inversiones en pesos. El objetivo es tratar de generar mayor interés en el ahorro en moneda local, para que esos billetes no se vuelquen al dólar. La iniciativa contempla una ampliación de las exenciones en el impuesto a las Ganancias y sobre Bienes Personales para los activos de inversiones financieras en moneda nacional.

En el caso de Ganancias se exceptúan los intereses de los depósitos en pesos con cláusula de ajuste (como plazos fijos UVAs) y el rendimiento de las colocaciones en instrumentos emitidos en moneda nacional destinados a fomentar la inversión productiva.

La exención en Bienes Personales incluiría a las obligaciones negociables emitidas por empresas argentinas; los instrumentos emitidos en moneda nacional destinados a inversión productiva, y a la participación en fondos comunes de inversión y fideicomisos financieros que inviertan mayoritariamente en activos exentos (75%).

Fuente: TN