El Instituto Nacional Del Agua y el Servicio Meteorológico Nacional tratarán mañana el crítico escenario de sequías en el NEA

El Instituto Nacional Del Agua (INA) Y El Servicio Meteorológico Nacional Tratarán mañana el crítico escenario de sequías en el NEA

La sequía afecta cada vez más a la región y los registros del Instituto Nacional del Agua (INA) arrojan valores muy bajos en lo que respecta a los caudales de los ríos en Misiones, tanto del Iguazú como del Alto Uruguay.

En relación con este tema, Juan Borus, subgerente de Sistemas de Información y Alerta Hidrológica del Instituto Nacional del Agua, adelantó que el miércoles se llevará a cabo la reunión mensual con el Servicio Meteorológico Nacional, donde se analizará la situación y lo que podría pasar en los siguientes meses, para pensar en los posibles escenarios ante esta problemática relacionada a la sequía en la región.

Según Borus, el panorama no resulta optimista ya que no hay señales de que esta situación de bajantes generalizadas en los ríos mejore. Sin embargo, aclaró que a veces hay “sorpresas” y mencionó el ejemplo de Formosa, una de las provincias que más sufre esta problemática de sequías, pero eventualmente el fin de semana se presentó una lluvia muy concentrada que logró repuntar la situación. Borus dijo que es posible que ocurra lo mismo en Misiones, pero eso no servirá para cambiar el escenario general.

En este sentido, indicó que la reunión del miércoles tendrá como finalidad tratar la cuestión de la disponibilidad de agua durante el verano en Misiones, ante la posibilidad de que la sequía siga agravándose. También comentó que existe una Mesa de Sequías, conformada tanto por organismos como el Servicio Meteorológico Nacional y el INA, como grupos de trabajo del Ministerio de Agricultura, donde se vinculan para realizar un informe general acerca de la problemática a nivel nacional.

Por otra parte, afirmó que uno de los frentes de avance ante la problemática es el relevamiento de datos, sobre todo en lo que respecta a las tomas de agua urbanas y mencionó que Puerto Iguazú fue la primera localidad afectada al comenzar esta situación de sequías; esto se debe a que ante la bajante de los ríos las bombas de agua no funcionan correctamente. Borus aseguró que están trabajando articuladamente con otros organismos de la región en la recolección de datos para pensar en posibles salidas ante este crítico escenario durante el verano.