Covid: Nación ratifica que se empezará a vacunar en verano

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, volvió a insistir ayer en que se trabaja en la estrategia sanitaria para poder comenzar a vacunar durante el periodo estival y antes del regreso a clases 2021.

“Nuestra intención es poder vacunar en el verano y para eso nos estamos preparando en todo el país”, contó.

A su vez remarcó que el proceso de inmunización será inédito. “Queremos hacer todos los pasos que tienen que hacerse en la vacunación, que será la más grande en la historia Argentina, y por eso ya estamos en movimiento”, señaló.

Por otra parte, ayer el gobierno ruso anunció que la vacuna contra el coronavirus Sputnik V, desarrollada en el centro Gamaleya, mostró una efectividad del 92%, lo que permite iniciar la aplicación masiva en las próximas semanas.

Se trata del desarrollo por el cual Argentina acordó la compra de 25 millones de dosis, con lo que podrá vacunar a 12,5 millones de personas, ya que requiere de dos aplicaciones.

Según la información oficial, “los ensayos evaluaron la eficacia entre más de 16.000 voluntarios que recibieron la vacuna o el placebo 21 días después de la primera inyección”.

“Los ensayos evaluaron la eficacia entre más de 16.000 voluntarios que recibieron la vacuna o el placebo 21 días después de la primera inyección. Como resultado de un análisis estadístico de 20 casos confirmados de coronavirus, la división de casos entre las personas vacunadas y las que recibieron el placebo indica que la vacuna Sputnik V tuvo una tasa de eficacia del 92% después de la segunda dosis”, asegura el sitio sputnikvaccine.com

Además, siempre según la información oficial, la vacuna fue probada en septiembre en un grupo de voluntarios de las “zonas rojas” de los hospitales rusos.

“La observación de 10.000 voluntarios vacunados adicionales que representan a médicos y otros grupos de alto riesgo bajo el uso civil de la vacuna fuera de los ensayos clínicos también confirmó la tasa de eficacia de la vacuna de más del 90 por ciento”, aseguraron.

Entre los voluntarios, no se registraron efectos adversos considerables. Algunos de los vacunados registraron dolor en el lugar de la inyección, síndrome similar a la gripe que incluía fiebre, debilidad, fatiga y dolor de cabeza.

Las autoridades rusas informaron además que “la observación de los participantes del estudio continuará durante seis meses, después de lo cual se presentará el informe final”.

“Al final de los ensayos clínicos en Fase III de la vacuna Sputnik V, el Centro NITsEM N. F. Gamaleya proporcionará acceso al informe completo de los ensayos clínicos”, informaron oficialmente.

En tanto el lunes la farmacéutica Pfizer afirmó que su vacuna contra el coronavirus es “eficaz en un 90%”, según el primer análisis intermedio de su ensayo de fase 3, la última etapa antes de pedir formalmente su homologación.

Esta eficacia de protección frente al virus Sars-CoV-2 se logró siete días después de la segunda dosis de vacuna y 28 días después de la primera.

Distribución

Ante la incertidumbre que aún existe de cómo serán distribuidas las distintas vacunas, Hugo Sigman, accionista y director general del grupo Insud, dueño de Mabxience, laboratorio local que fabricará los activos para la vacuna de Astra Zeneca, otro de los laboratorios en carrera, explicó cómo será la fabricación y distribución. La firma local acordó la fabricación de entre 150 y 250  millones de dosis.

“En MAbxience fabricaremos el principio activo, es decir, la materia prima de la vacuna de Oxford. Una vez concluido, el producto será entregado a AstraZeneca, que lo enviará a México, donde el laboratorio Liomont se ocupará de fraccionarlo y envasarlo”, contó.

El segundo paso del proceso empieza en México, “donde AstraZeneca distribuirá la vacuna de manera equitativa en América Latina (con excepción de Brasil, que llegó a un acuerdo por separado)”, detalló socio del Grupo Insud.

Sigman recalcó el precio comprometido de la vacuna que es de 4 dólares, “sustancialmente menor al de las vacunas de otras compañías”.

Y dejó bien en claro que AstraZeneca es quien vende la vacuna.

“Ni Mabxience ni Liomont pueden vender la vacuna, ni a gobiernos ni a privados. AstraZeneca nos encargó un mínimo de 150 millones de dosis y un máximo de 250 millones de dosis”, señaló.

Sin embargo, aclaró que el pedido dependerá de que los estudios clínicos den resultados positivos y la vacuna sea aprobada por las agencias regulatorias. 

elterritorio.com.ar