Ante el aumento de casos de coronavirus en Misiones, Herrera Ahuad aclaró que “el sistema sanitario está preparado para soportarlo”, y reiteró que mantener el puente cerrado “no es un capricho económico”

El gobernador se refirió a la situación epidemiológica de la provincia, que registra un ascenso de contagiados en los últimos días. Ponderó la capacidad sanitaria y defendió su postura de mantener la frontera cerrada. Se refirió nuevamente al veto presidencial “el cual no coincidimos bajo ningún punto de vista” y como balance del año “me quedo con la gran solidaridad de los misioneros en un año muy complejo”.

La máxima autoridad del Poder Ejecutivo misionero, hizo declaraciones en el canal 4 de Posadas, donde reiteró la postura del gobierno, tras el veto presidencial a la creación de las áreas aduaneras especiales. “No coincidimos bajo ningún punto de vista con los argumentos por los cuales se vetó el artículo 123”.

Aseveró que “no vamos a renunciar a algo que fue y es y será una impronta muy fuerte de la unión de todos los misioneros. Desde la parte política, económica, social y de gobierno de la provincia. Con todas las fuerzas políticas acompañando esta medida que tenían la misma expectativa que teníamos nosotros y ahora todos tenemos la misma desazón”. Y consignó que “seguiremos trabajando con inteligencia, bajo la institucionalidad que nos caracteriza, con las convicciones firmes de que tenemos argumentos de sobra para que Misiones pueda cumplir con el objetivo de estar incluido dentro de una cuestión mucho más justa dentro de los recursos nacionales”.

Consultado acerca de los números positivos que muestra Misiones en materia de recaudación, a pesar de ser un año marcado a fuego por la pandemia, Herrera Ahuad explicó que “en todo este tiempo, pudimos seguir desarrollando la matriz económica de la provincia sin tener un incremento de casos que diezme la población en los primeros meses del año”.

Agregó que se tomaron “decisiones en tiempo y forma con el cuidado y protección de la salud, una inversión en salud muy importante y la actividad económica que no se detuvo porque la microeconomía de la provincia, está ligada a consumos esenciales como la yerba mate”.

Mencionó también a la “industria de la madera que sólo paró 15 días porque se necesitaban construir camas para los diferentes hospitales. Y en el caso de la pasta celulósica, se necesitaba llevar adelante también entonces, los tres principales rubros que mueven el producto bruto de la provincia estaban incluidas dentro de las actividades esenciales y lo supimos aprovechar muy bien”.  Y acotó que “la agricultura familiar, que hoy más de 600 mil misioneros compran productos de allí, tuvo un crecimiento muy importante”.

Ante el aumento de casos de coronavirus en Misiones, Herrera Ahuad aclaró que “el sistema sanitario está preparado para soportarlo”, y reiteró que mantener el puente cerrado “no es un capricho económico”

FRONTERA CERRADA

En el análisis de la reactivación económica que demuestra la provincia, el gobernador no lo adjudica exclusivamente a la decisión de mantener las fronteras cerradas. “Porque el impacto económico de esa decisión lo tuvo Posadas y Garupá, pero no se dio en Iguazú, Eldorado, Oberá o San Vicente. Por eso no hay que decir que mejoramos la recaudación y se reactivó la economía sólo por la frontera cerrada”.

Insistió en que la medida de no permitir la libre circulación por los viaductos internacionales, obedece exclusivamente a cuestiones sanitarias y explicó por qué motivos se da el rebrote de casos de coronavirus.

“¿A qué llamamos rebrote? Si tenemos mayor movilidad por las fiestas de fin de año es lógico que tengamos un incremento de casos de coronavirus”

“Se controla con responsabilidad social. Si la Navidad la pasamos con nuestra familia, en un grupo circunscripto entre 10 y 20 personas, se pueden infectar, pero tenés trazabilidad. El problema es cuando esas personas comienzan a moverse y conviven con otro grupo poblacional y es allí donde la transmisión se acelera”, explicó.

Señaló el gobernador que “los últimos casos que se notificaron en Posadas, se dieron a partir de jóvenes que estuvieron en un lugar determinado. En Eldorado de un aserradero, en Puerto Rico, de una iglesia. Eso marca claramente que la dinámica del contagio está dada por la acumulación de personas que no guardan las medidas sanitarias y le dan oportunidades al virus”.

Indicó Herrera que “la realidad de los países de esta región, es que están en el mayor momento de notificación. El eje Encarnación-Posadas, es un eje donde la cantidad de camas críticas, en el momento en que haya un crecimiento mayor de los números de casos, no va a soportar”.

Una vez más, ante el insistente pedido de la sociedad paraguaya para que se habilite el paso Posadas-Encarnación, el primera mandatario misionero dijo que “no se trata de un capricho económico, se trata de una cuestión netamente sanitaria. Puente abierto, incremento de número de casos, incremento de posibilidad de que el grupo poblacional pueda ir a una unidad de cuidados críticos”

“Misiones tiene el 42% de su población menores de 18 años y Paraguay no tiene el mismo componente. Tiene mayor índice de posibilidad de incluirse dentro de una unidad de cuidados críticos. Todas esas variables nadie las explica, nadie las dice. Se lo dije al gobernador de Itapúa”, consideró.

“Estamos a un mes de tener la vacuna en la Argentina, porque tenemos que correr un riesgo en 15 o 20 días por salvar el año económico en una Navidad o en un Año nuevo. No tiene sentido”, apuntó Herrera Ahuad.

Ante el aumento de casos de coronavirus en Misiones, Herrera Ahuad aclaró que “el sistema sanitario está preparado para soportarlo”, y reiteró que mantener el puente cerrado “no es un capricho económico”

RESPUESTA SANITARIA

La realidad epidemiológica de Misiones marca que, en las últimas semanas, el reporte diario muestra un aumento de casos de coronavirus y eleva la cifra a casi 800 contagiados en la provincia, durante toda la pandemia.

En ese sentido, Herrera llevó tranquilidad porque “hoy el sistema sanitario puede responder ante los 25 o 30 casos por día que estamos teniendo”.

En el final de la entrevista al programa El Ciudadano se Rebela, el gobernador consignó que “lo más destacado de este año, es la solidaridad de los misioneros para poder atravesar un momento difícil donde el planeta fue castigado. Nos tocaron el bolsillo y la salud”.

Y dijo que el objetivo para el año que viene, “es recuperar el tejido social porque esta pandemia hizo que se separe. El ser humano no está hecho para estar aislado, sino para convivir en sociedad y poder darse un abrazo. Hay un fuerte impacto en la psicología de los jóvenes que como Estado tenemos que trabajar en eso, no podemos dejar librado al azar”.

misionesonline.net