Un día como hoy pero hace 380 años se libró la histórica Batalla de Mbororé: el primer enfrentamiento naval de nuestro país

La batalla de Mbororé se libró un 11 de marzo de 1641 y fue un enfrentamiento entre los guaraníes que habitaban la zona de las Misiones Jesuíticas y los bandeirantes portugueses cuyo centro de acción estaba en San Pablo.

La batalla se libró físicamente en las cercanías del Cerro Mbororé, hoy actual municipio de Panambí Misiones.

Cerro Mbororé

La batallá duró hasta el 18 de marzo, con la rendición de los portugueses. Los combatientes estaban formados por una armada de Misioneros y religiosos jesuitas, que destruyeron totalmente una «bandeira» esclavista Portuguesa compuesta por 500 blancos y mamelucos (mezcla de europeo e indio), más, 2200 indios Tupíes.

Algunos antecedentes de la batalla fueron: el freno a la importación de esclavos africanos, debido al bloqueo naval holandés, obligó a los portugueses a adentrarse en territorio español.

Los bandeirantes prepararon el asalto definitivo en la zona de los saltos del moconá, y dejaron una gran cantidad residuos de canoas y flechería; información clave para que los misioneros descifren las intenciones de los invasores.

Durante los días que duró marzo, los misioneros bombardearon continuamente la improvisada fortificación con un cañon, arcabuces y mosquetes, tanto desde posiciones terrestres como fluviales, sin arriesgar un ataque directo. Sabían que los portugueses carecían de alimentos y agua, por lo que se prefirió una guerra de desgaste.

La batalla rápidamente se definió con la victoria de los guaraníes. Un grupo de bandeirantes logró ganar tierra y se replegó a pie hacia el norte, donde levantaron una empalizada defensiva.

LAS PRINCIPALES CONSECUENCIAS DE LA BATALLA DE MBORORÉ FUERON:

  • La Consolidación territorial de las Misiones Jesuíticas en la región del Tapé, la cual llegaría a oncstituir 30 Pueblos y un gran desarrollo, con más de 100 mil habitantes.
  • El Freno al ataque bandeirante a las Misiones jesuíticas. Los jesuitas llevaron cabo un plan defensivo que fue la concentración de las misiones en el corredor de los ríos Paraná y Uruguay; la fortificación de las mismas y el entrenamiento militar de los hombres adultos.
  • Obtención del permiso real a los jesuitas para formar sus propias milicias
  • El Freno (temporal) al expansionismo portugués sobre los territorios de la Corona española, el cual recobaría su dinámica en 1801, hasta los pérdida de los territorios del nordeste Misionero en 1890.
peñon mborore

fuente: Misioneshistoria.com