Si los contagios no disminuyen en 3 semanas, Vizzotti sostuvo que tomarán medidas «más duras» en Argentina

La ministra de Salud Carla Vizzotti dijo que el Gobierno nacional está “preocupado” por la rapidez del aumento de casos. “El AMBA sin dudas es el lugar donde más está creciendo”, afirmó.


La ministra de Salud Carla Vizzotti habló sobre las nuevas restricciones anunciadas el miércoles por el presidente Alberto Fernández con el objetivo de reducir la cantidad de casos positivos en el comienzo de la segunda ola y advirtió que podrían tomarse medidas más duras si no surten efecto en unas tres a cuatro semanas.

Según dijo, el Gobierno busca “aplicar las lecciones aprendidas el año pasado para tener el mayor impacto posible con el menor impacto en la actividad económica, la actividad productiva y la calidad de vida de la población”.

Las medidas, que regirán a partir del viernes a las 0, suspenden la circulación nocturna, las reuniones sociales y actividades recreativas. Consultada sobre el alcance de las medidas, la ministra no dudó en advertir que se podrían endurecer, como se hizo en otros países.

“El presidente Alberto Fernández dijo ayer que si siguen aumentando los casos, se ocupan las camas de terapia intensiva, lo que vimos en otros países son medidas más restrictivas. Nosotros apuntamos a poder implementar medidas que realmente sean efectivas”, afirmó.

“Las medidas buscan ser lo más especificas posibles en función de la situación epidemiológica”, apuntó Vizzotti en diálogo con Radio 10.

“Buscamos disminuir la circulación de personas así como las reuniones sociales y los espacios de esparcimiento cerrados”, dijo la ministra de Salud.

“Hay medidas para todo el país y otras más intensas en las zonas de más contagio”, agregó.

En este sentido, sostuvo que “el AMBA sin dudas es el lugar donde más está creciendo y hay que trabajar en conjunto para atrasar lo mas posible el aumento de casos”. “Se está observando un aumento más acelerado en el número de casos”, insistió.

Vizzotti: “Estamos preocupados, el aumento es muy rápido”

La ministra recalcó que el Gobierno “está preocupado” por la velocidad del aumento de contagios y explicó que “lo que hacemos ahora tendrá impacto en entre tres y cuatro semanas”.

Sobre las ocupaciones en terapia intensiva, la ministra dijo que “la tensión que se está viviendo en este momento no es la misma del año pasado, pero es un llamado de atención grande”, con lo cual resaltó que “por eso las medidas son oportunas porque los casos están aumentando”.

Según dijo, el Gobierno busca atrasar “la suba de los casos, para poder dar tiempo a la vacunación a la mayor cantidad de personas mayores de 70 años para bajar la mortalidad”, agregó.

El miércoles, el ministerio de Salud informó 22.039 nuevos casos, el segundo récord de contagios diarios. Además, fueron confirmados 199 muertos, por lo que las víctimas fatales ascienden a 56.832 desde que empezó la pandemia.

Según los datos oficiales, son 3706 los pacientes con COVID-19 internados en Unidades de Terapia Intensiva (UTI). La ocupación de camas de UTI a nivel nacional es del 58,1%, mientras que en el AMBA la cifra asciende a 64,5%.

Las vacunas aplicadas en la Argentina

La funcionaria también indicó que “antes de fin de mes vamos a tener las 900 mil dosis” de la vacuna de Oxford AstraZeneca que se produce en la Argentina y se envasa en México, de acuerdo al contrato firmado con la Universidad del Reino Unido y el laboratorio anglosueco.

De acuerdo con los datos del Monitor Público de Vacunación publicados por el Ministerio de Salud, se aplicaron en la Argentina 4.771.214 vacunas contra el coronavirus. Del total de personas inmunizadas, 4.064.154 recibieron la primera dosis del suero y 707.060, la segunda. En tanto, suman 6.489.846 las unidades distribuidas en todo el país.


Fuente: TN