El Norte Grande quiere la disminuición del 50% en el valor mayorista de la luz

El viernes se reunieron por última vez en forma virtual los ministros de Energía de las provincias del Norte Grande (NEA y NOA), para elevar a la Junta Ejecutiva de la región el proyecto de tarifa diferencial que los gobernadores tratarán el martes próximo. Lo que decidan los mandatarios del NEA y NOA, se remitirá al presidente Alberto Fernández para que responda el pedido el 30 de abril en Iguazú.

Los equipos técnicos confeccionaron el borrador de una resolución. Según pudo saber el diario Primera Edición, plantearon una reducción del 50% del precio en el mercado eléctrico mayorista, que se debería mantener por todo el año. También propusieron solicitar un precio diferenciado del gas y del combustible.

La intención es que la Secretaría de Energía de la Nación oficialice esta resolución, hasta tanto se trate el proyecto de ley de tarifa diferenciada del Norte Grande.

No hay certezas de cómo va a responder la Casa Rosada por el contexto financiero fiscal que tiene el país, ya que todo descuento deberá sostenerse mediante un subsidio que superaría los 2.200 millones de pesos mensuales. Los gobernadores tienen la esperanza de lograr algún beneficio para la gente, aún sabiendo que podría ser en un porcentaje menor.

Beneficios

De acuerdo al borrador, si este esquema encuentra el visto bueno de los gobernadores primero y de Fernández después, para la categoría Residencial con consumos de hasta 500 KWh-mes correspondiente al 83% del total de usuarios residenciales, le significaría una disminución del orden del 26% en la boleta. Para los Comercios, Industrias y Grandes Usuarios en Baja Tensión (categorías 2,3 y 10a) significaría una reducción del orden del 25%. Y para los Grandes Usuarios con potencia menor a 300KW (categorías 10b, 16b, 17b, 18b) sería del orden del 36%.

Fundamentos

Los técnicos y ministros de Energía de las 10 provincias concluyeron en el anteproyecto que se deben “cubrir las asimetrías económicas en los costos del abastecimiento de la energía” debido a que “las condiciones ambientales, climáticas y territoriales que impactan sobre la matriz energética de las provincias que forman la región del Norte Grande son severas”.

También remarcaron que “la región tiene la temperatura promedio más alta del país y el menor desvío, originando la combinación de altas temperaturas y baja variabilidad de las mismas, mayor necesidad de energía para el acondicionamiento ambiental residencial y en ámbito laboral”.

“El acceso a la energía eléctrica para acondicionamiento ambiental es una condición indispensable para vivir, siendo este el principal y más económico medio para refrigeración y calefacción tanto de las viviendas residenciales como de ambientes laborales, así como también para preparar preservación y cocción de los alimentos”, explican las provincias.

Cómo se fondea

En el proyecto que elaboraron los funcionarios de las provincias a consideración de los gobernadores, plantearon que la financiación “se logra mediante la compensación de las asimetrías económicas en los costos de abastecimiento de energía para las provincias que componen la región del Norte Grande de la nación”. El dinero tendría que salir del Tesoro nacional.

Fuente: Primera Edición