“Blob”, el preocupante fenómeno que contribuye a la sequía en Argentina

La masa de agua caliente conocida como Blob está afectando principalmente a Chile y Argentina en la importante sequía que perjudica al territorio. Desde el año 2010 viene causando estragos a nivel climático. 

En el Océano Pacífico hay una masa de agua caliente, conocida como Blob, que, desde el año 2010 está causando estragos en la tierra, provocando una importante sequía que se profundiza. Este fenómeno está siendo seguido por los científicos, que buscan monitorear la “mancha del sur” que tiene el tamaño de Australia.

“Hot Blob” es su nombre en la lengua inglesa y alude a la mancha cálida que preocupa a los expertos, de la que, recientemente, se difundieron los resultados de los últimos estudios. Si bien su existencia es un fenómeno natural, propio de la temperatura de las aguas cálidas de la zona geográfica, el cambio climático tiene incidencia en permanencia de la mancha en el sitio.

Expertos de Chile y Nueva Zelanda unieron sus conocimientos y, tras un trabajo extenso de monitoreo publicado en Journal of Climate, reveló que “todas las partes del océano se han estado calentando, pero la mancha del sur sobresale”. Según René Garreaud, el autor principal, expresó que sucede ”porque allí ha habido un calentamiento que por lo menos en el hemisferio sur es el máximo”.

Si bien la Hot Blob no es la zona más cálida del océano, porque las tropicales son quienes concentran las mayores temperaturas, lo relevante de su comportamiento es que ha aumentado sus mediciones: “Nosotros nos estamos focalizando en tendencias de largo plazo, de 40 años”, precisó Garreaud.

Por ello, el experto reveló que, “en promedio, el océano se está calentando a una décima de grado por década”. La diferencia es que “en esta zona se está calentando a unos 0,4 grados por década, lo cual quiere decir que en 40 años se ha calentado 1,5 o 1,6 grados”, puntualizó Garreaud.

Estas manchas cálidas, o Blob, suelen tener una duración máxima de entre un año y dos, en el océano Atlántico, estas manchas aparecen durante un tiempo, algunos meses, y, luego, desaparecen. Lo que alarma de la mancha que está cerca de Nueva Zelanda es que “es extremadamente inusual porque ya lleva allá 40 años”.

Sobre la confirmación de la relación entre la Blob y la sequía de grandes dimensiones en Argentina y Chile, Garreaud confirmó que “al menos tres cuartos de la sequía es básicamente por la presencia de la mancha”. Estas, aparecen en el océano, transfieren su calor a la atmósfera y funcionan como una “llama” que mantiene cálido al aire y, el sistema anticiclón que viene del Pacífico bloquea las precipitaciones, provocando la sequía prolongada.

La ONU alertó sobre una nueva “pandemia”: la falta de lluvias y la consecuente sequía

“La sequía está a punto de convertirse en la próxima pandemia y no hay vacuna para curarla”, expresó Mami Mizutori, representante de la ONU para la Reducción del Riesgo de Desastres el pasado jueves, en una rueda de prensa de la que da cuenta la agencia Reuters.

La funcionaria habló con la prensa en la previa a la salida del informe elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (Undrr, por sus siglas en inglés), que se publicó el mismo día de la presentación, el pasado 17 de junio.

El citado reporte lleva como título Informe especial sobre la sequía 2021, y señala que la falta de lluvias provocó ya pérdidas económicas por al menos 124.000 millones de dólares y afectó a más de 1500 millones de personas entre 1998 y 2017.

Pero el informe advierte que incluyo estas cifras son “subestimaciones brutas”, porque no recogen el impacto indirecto que la sequía ocasiona en los países en desarrollo.

“El cambio climático está aumentando las temperaturas y alterando los patrones de lluvia, aumentando la frecuencia, gravedad y duración de las sequías en muchas regiones del mundo”, afirma el reporte.

Específicamente, el calentamiento global intensificó las sequías en el sur de Europa y África occidental y el número de víctimas de este fenómeno “crecerá dramáticamente” a menos que el mundo actúe rápidamente para paliar estas situaciones, expresa el citado informe.


Fuente: Radio Mitre