El martes anunciarán incrementos en el costo de los productos del programa “Precios Cuidados”

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, confirmó a Infobae que en los próximos días habrá “adecuaciones” de los precios de los productos de consumo masivo, no sólo de los que integran el programa de “Precios Cuidados”, que amerita la revisión trimestral -la anterior fue en julio-, sino también de los “Precios máximos”, que alcanzan a todo el resto de los alimentos, bebidas, artículos de tocador y de limpieza que se venden en los supermercados. ¿De cuánto serán esos aumentos? ¿Con qué precios se encontrará el consumidor cuando recorra las góndolas en los próximos días?

El martes próximo, la Secretaría de Comercio debería informar cuáles son los nuevos valores de los 352 ítems que integran el programa “Precios Cuidados”, si hay bajas y se incorporan algunos artículos.

También habrá algunos cambios de referencias, a pesar de la resistencia oficial. Ello se debe, argumentan las empresas, a que algunos productos no se están pudiendo producir en condiciones normales por el coronavirus. Entonces, algunas compañías ofrecieron cambiar una marca por otra de algunos alimentos.

Lo que más preocupación genera entre los empresarios del mundo del consumo masivo es el congelamiento generalizado de los precios que rige desde marzo, a partir de la resolución 100 de Comercio Interior. En julio, el Gobierno habilitó el primer aumento, que osciló entre 2,5% y 4%, y en los próximos días dará otro “micro” ajuste, que también se espera sea de entre 3 y 4% promedio. El programa vence el 31 de octubre y el Gobierno está evaluando cómo seguirá hacia adelante. “Precios máximos es una herramienta que se adoptó por la emergencia del coronavirus de la cual habrá que ir saliendo. Ya empezaremos un esquema de conversaciones para ver cómo vamos transicionando hacia otro esquema”, dijo Kulfas a este medio.

Desde mediados de julio, cuando Comercio otorgó este incremento, las empresas vienen esperando otro ajuste. Imaginaban subas mensuales graduales y a mediados de mes se cumplirán tres meses de esa actualización.  El Gobierno entiende esta situación, pero al mismo tiempo sostiene que debe cuidar el bolsillo de los argentinos, deteriorado fuertemente en el marco de la pandemia.

Lo que vienen reclamando, como planteo de fondo, las cámaras que nuclean a las empresas del sector, entre ellas la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal) es la eliminación de este programa, que no sólo genera fuertes caídas de rentabilidad, y hasta pérdidas en algunos casos, sino que también produce distorsiones con los productos que son completamente importados versus los de producción nacional.

En una de las grandes empresas que produce bebidas con alcohol y también importa otras aseguraron: “hoy por ejemplo el whisky que ingresa del exterior se encuentra barato por estar topeado y comienza a hacerle competencia a los productos de su categoría nacionales”.

Desde Copal y desde la Federación Argentina de Destilados y Aperitivos (FADA) le plantearon al Gobierno la exclusión de los productos importados de este congelamiento, y según dijeron las fuentes, Comercio Interior lo está analizando.

(Fuente: Infobae)