Cuáles serán las medidas para circular por el puente Posadas-Encarnación y cómo es la visión política del intercambio en la frontera

La circulación por el Puente San Roque González de Santa Cruz ya no será igual que antes. Por ahora no está prevista la reapertura del mismo, y cuando se habilite el paso fronterizo, quienes ingresen a la Argentina por el viaducto que une Posadas con Encarnación deberán cumplir un protocolo sanitario que incluirá seguro de salud o seguro del viajero para atención médica, exhibir la App Misiones Digital, el pasaporte sanitario con el examen de Covid-19 negativo, y las solicitudes de circulación se analizarán caso por caso.

Las acusaciones públicas de “falta de empatía” pronunciadas por el gobernador de Itapúa (Paraguay) Juan Schmalko, acusando a su par de Misiones (Argentina), Oscar Herrera Ahuad, por propiciar restricciones en el ingreso a Posadas por el puente internacional que la une con Encarnación, generó una firme y contundente respuesta del mandatario provincial, que dejó expuesta la solidaridad misionera que aún en plena pandemia sigue atendiendo gratuitamente a pacientes paraguayos.

Pero además, permitió conocer la batería de medidas que se preparan para la nueva circulación por el viaducto, que ya no será como antes de la pandemia.

No podían resultar más inoportunas las palabras del gobernador de Itapúa (Paraguay) Juan Schmalko,  acusando a las autoridades de Misiones de carecer de empatía con sus vecinos encarnacenos por mantener cerrado el puente Posadas – Encarnación basado en cuestiones sanitarias, decisión que tras 7 meses de mantenerse generó un impacto negativo muy duro en la economía de la capital itapuense.

Ocurre que Schmalko y los encarnacenos  no vislumbran aún que la Pandemia generó cambios tan profundos en todos los órdenes de la humanidad, que ya nada será como era entonces. Y el tránsito en el puente que une a Posadas con Encarnación es un ejemplo destacado al respecto.

La queja de Paraguay 

La queja de Schmalko generó malestar en Misiones, no solo en el Gobierno sino entre los propios habitantes, que históricamente colaboran con el pago de sus impuestos para que los encarnacenos puedan atenderse gratuitamente en el sistema público de salud misionero e incluso concurran a escuelas de este lado del Paraná.

Herrera Ahuad no tardó en contestar, “de mis 10 años como funcionario público acá en Posadas. No podría hablar de falta de empatía, sino creo que, si hacemos un resumen de estos 10 años, tendríamos que hablar de la humanidad de los misioneros para con los hermanos vecinos”.

El gobernador se refirió puntualmente a “miles de vidas» de paraguayos que se salvaron gracias a la salud pública de Misiones. «Acá los misioneros respondimos con solidaridad, con trabajo, en los diferentes niveles. Social, asistencial y sanitario. Siempre. Nunca hemos pedido una moneda a cambio, nunca miramos lo económico, cuánto nos costaba una persona que venía con una dolencia o con una necesidad».

“A los misioneros nos llega mucho, siendo una provincia periférica, que no es agraciada por los recursos federales en materias coparticipables, tener un equilibrio fiscal, financiero como lo tenemos, con un enorme cuidado de nuestra gente. Pero lo que siempre fuimos fue humanitarios, empáticos, integradores, resolutivos”, reforzó.

“En plena pandemia hubo muchas personas que han venido, hermanos de la vecina orilla con una dolencia, con una enfermedad y los misioneros los hemos recibido. Y hemos resuelto su problema. Enfermos terminales pasaron el puente, vinieron, están internados algunos de ellos. Y los seguimos recibiendo con los brazos abiertos”.

Las nuevas medidas

Sin embargo, esa mirada humanitaria destacada por el gobernador misionero, tendrá a partir de ahora medidas más restrictivas en resguardo de la salud y del sistema sanitario.

El contexto completo de la situación fronteriza fue analizado por el presidente de la Cámara de Representantes de Misiones Carlos Rovira, y el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa.

Allí, se explicó con detalles el pedido misionero de generar una zona libre de impuestos o con impuestos diferenciados, que ya ingresó para su tratamiento en el Senado de la Nación, debido a la multimillonaria pérdida de recursos que significaron para Misiones en los últimos 20 años las asimetrías de precios y de gravámenes con Paraguay.

zona franca

Las medidas de resguardo de la salud 

Ya se sabe que cuando se habilite el cruce de personas por el puente, quienes ingresen a la Argentina deberán contar con un seguro de salud, como exige cualquier país del mundo a sus visitantes.

Nadie pisa ningún país de la tierra sin seguro de salud o seguro del viajero, indispensable para ser atendidos ante una emergencia.

También, quienes ingresen a Misiones, como lo hacen los ciudadanos de estas latitudes, deberán tener bajada la App Misiones Digital, y entregar con rigurosa precisión la información allí solicitada.

Todas esas medidas, estarán enmarcadas dentro del protocolo sanitario que incluirá un pasaporte sanitario y el examen de Covid-19  negativo, los que se analizarán caso por caso.

“No se trata de impedir la circulación, pero ya no podemos regalar ni nuestra salud ni nuestra economía”, adelantó una fuente que prepara la implementación de las medidas.

Fundamentos económicos

Aunque la situación de la salud en plena pandemia define las decisiones, los números y la economía  entregan suficientes datos para explicar la necesidad de establecer régimen especial aduanero y más controles  en los accesos a Misiones.

En ese sentido, con el título “Polo de desarrollo productivo, tecnológico y exportador de la provincia de Misiones”, fue presentado en el Senado el proyecto que propone la creación de un territorio aduanero especial en toda la provincia.

La iniciativa propone –explicado en los términos más llanos posibles- exceptuar del pago de impuestos nacionales a las importaciones y exportaciones que tengan como destino u origen el Polo Misiones, entendiendo como tales a las operaciones comerciales con países extranjeros y con el resto del territorio nacional que pasaría a considerarse como otro territorio aduanero.

En los fundamentos, se describe la situación particular que vive Misiones debido a su ubicación geográfica, las desventajas que padece debido a las políticas fiscales y monetarias de las ciudades vecinas de los países limítrofes y señala al contrabando como uno de los síntomas evidentes del déficit de competitividad que sufre la provincia.

“El asfixiante impacto de las diferencias con los países vecinos se vuelve evidente si consideramos, por ejemplo, que en 2020 el cierre sanitario del puente internacional entre la capital provincial Posadas y la ciudad de Encarnación en Paraguay, generó cerca de 10 mil millones de pesos adicionales al comercio local en solo un mes, según la Agencia Tributaria de Misiones”, afirma el texto.

Con dicho proyecto y la política sanitaria empleada, se abarcan la salud y la economía, el camino binario que definió Misiones para atravesar la pandemia.