Los creadores de la vacuna Sputnik V demandarán al ente regulador de Brasil por difamación

La denuncia apuntará contra la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) luego de que frenaran la importación del suero desarrollado en Rusia.

Los creadores de la vacuna rusa Sputnik V anunciaron el jueves una demanda judicial por difamación contra la agencia reguladora brasileña Anvisa, que rechazó autorizar la importación del fármaco. ”Sputnik V va a presentar en Brasil una demanda por difamación contra Anvisa por difundir información falsa e incorrecta”, aseguró el fabricante en la cuenta oficial Twitter de Sputnik V.

El directorio del regulador sanitario de Brasil rechazó el lunes la importación de la vacuna Sputnik V, después de que personal técnico advirtiera de fallas en su desarrollo y datos incompletos respecto a la seguridad y eficacia de la inyección.

Un problema clave para el regulador brasileño fue el riesgo de que otros virus usados para elaborar la vacuna se reprodujeran en los pacientes, lo que un experto de Anvisa describió como un defecto “grave”.

Denis Logunov, el principal desarrollador de Sputnik V, negó que los dos vectores virales, o adenovirus, utilizados para producir la inyección de COVID-19 pudieran replicarse.

En ese sentido, la cuenta oficial de Sputnik V en Twitter se refirió el jueves un reporte de medios brasileños citando al mismo experto de Anvisa diciendo que no se habían realizado ensayos para probar la teoría brasileña sobre el “defecto”: “Anvisa hizo declaraciones incorrectas y engañosas sin haber probado la vacuna Sputnik V”.

De esta forma, el conflicto diplomático sigue escalando luego de que, Kirill Dmitriev, director ejecutivo del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) respondiera que ya hay suficiente información sobre la efectividad de la vacuna rusa. Según los estudios el grado de inmunidad que proporciona alcanza el 97,6% según los datos recogidos por los desarrolladores basándose en la tasa de infección registrada en aquellos que se vacunaron en ese país con ambos componentes, entre el 5 de diciembre de 2020 y el 31 de marzo de 2021.

“En nuestra opinión, esta decisión es consecuencia directa de la presión de Estados Unidos que en su informe anual de 2020, hace varios meses, declaró públicamente que el agregado de salud de Estados Unidos persuadió a Brasil para que rechazara la vacuna rusa COVID-19″, señalaron.

“Seguiremos adelante con nuestros contactos. Si falta información, será suministrada. No debería haber ninguna duda al respecto”, dijo el directivo ruso y agregó que “se han reunido muchos datos que indican que se trata de la vacuna más eficaz del mundo y la más fiable”.

La vacuna Sputnik V se administra en otros países además de Rusia, como México, la Argentina o Venezuela. Según el instituto ruso Gamaleya, que creó la vacuna, fue autorizada en 63 países.

Los creadores de la vacuna Sputnik V demandarán al ente regulador de Brasil por difamación

Los creadores de la vacuna Sputnik V demandarán al ente regulador de Brasil por difamación

“No introducimos nada que no fuera chequeado en el cuerpo humano. Conocemos la calidad de nuestro producto. Si ven los protocolos no sólo del Instituto Gamaleya, sino del ente regulador ruso, se chequea cada lote y ninguno dice que figure un adenovirus replicante”, expresó Denis Logunov, quien estuvo al frente del equipo que desarrolló el antígeno del Instituto Gamaleya.

“El equipo de Anvisa tuvo acceso completo a todos los documentos relevantes, así como a sitios de investigación y producción. Fueron invitados, pero no tuvieron tiempo de venir”, remarcó Kirill Dmitriev.

(TN)