Aumentaron las consultas por becas de albergues y carreras en la UNaM en 2023

A pesar de que las inscripciones en la Universidad Nacional de Misiones arrancan en noviembre, los estudiantes comienzan a consultar sobre las carreras disponibles y la modalidad del cursado. En las familias, prevén el tema alojamiento y alimentación de los jóvenes, porque en muchos casos deberán trasladarse hasta otros puntos de la provincia para iniciar una formación académica. Ante esto, una de las preguntas más frecuentes para el ciclo lectivo 2023 está relacionada con becas, como albergue y comedor.

En diálogo con el diario Primera Edición el secretario general de Asuntos Estudiantiles, Alexis Janssen, contó acerca del tema albergues estudiantiles que “si bien la demanda es constante, se acentúa un poco más en el segundo semestre, porque es cuando los chicos van pensando qué estudiar el año que viene”.

En cuanto al requerimiento de esta beca de alojamiento, pensado para estudiantes que más lo necesiten, explicó que “a pesar de que el momento donde más consultas tenemos es en noviembre, diciembre, enero, desde ahora ya comenzaron las consultas de las carreras, los cursos ingresos, si pueden hacer cursillos adelantados, cómo funciona el comedor universitario y los albergues para estudiantes”.

Respecto a la cantidad de alumnos que son parte de los albergues, Janssen detalló que “la UNaM tiene actualmente 980 albergados y justamente estamos en proceso de analizar cómo estamos en cuanto a la disponibilidad, porque algunos van a renovar, otros no porque ya se reciben”. En materia de capacidad, precisó que en la estructura actual “tienen una disponibilidad de 1.000 plazas, con lo cual estamos cumpliendo con la demanda que tuvimos. De todas formas, siempre se intenta resolver las situaciones que se presentan, tanto en Posadas, como Eldorado, Oberá, en las distintas regionales”.

Cabe recordar que el sistema de albergues de la UNaM tiene un sistema de adjudicación realizado a través de entrevistas socioeconómicas, donde se tienen en cuenta la procedencia del estudiante, el grupo familiar, si es renovante de la beca. Durante este año, comenzaron a revisar también el rendimiento académico de los jóvenes, porque necesitan mantener una cierta cantidad de materias aprobadas o regularizadas, cerca del 50%, dependiendo de la carrera cursada.

Las carreras

El secretario general de Asuntos Estudiantiles comentó además que es una tendencia el que “los alumnos comienzan a preguntar por carreras para cursar en 2023, las modalidades de cursada, el programa de becas y albergues”. En este sentido, compartió que “con la noticia de que Arquitectura comenzará a dictarse en la facultad de Arte y Diseño de Oberá, es la carrera con más consultadas últimamente”.

Por otra parte, Alexis Janssen afirmó que eventos públicos con la participación de la UNaM, para conocer las carreras que se dictan, colaboran en gran medida a que los chicos de la secundaria “comiencen a interesarse y ver la disponibilidad que tienen, aquellas formaciones que les interesa seguir”. A pesar de que Arquitectura es la alternativa educativa con más consultas, al momento de las inscripciones en la universidad “Enfermería tiene el mayor número de ingresantes, al igual que otras carreras de la facultad de Ciencias Exactas, pero también Humanidades tiene gran cantidad de inscriptos y regionales como las de Oberá, por ingeniería”.

La demanda en comedores

En la Universidad Nacional de Misiones también han notado un aumento en la demanda de alimentación en los comedores estudiantiles. Sobre esto, el secretario general de Asuntos Estudiantiles señaló que “durante el segundo cuatrimestre nos encontramos con un mayor número de comensales que al principio de año”.

En los comedores universitarios, sobre en el central de Posadas, ubicado en el barrio El Palomar, “llegaron a tener cerca de 1.200 comensales en un día. Después, la demanda fue constante y se mantuvo cerca de los mil, a 1.100 bandejas entre almuerzo y cena”, agregó Alexis Janssen. En su momento, desde la UNaM aclararon que reciben los fondos suficientes desde Nación para cubrir los gastos requeridos para la alimentación de los estudiantes.

Fuente: Primera Edición