Frenan tala de árboles nativos en lote dentro de territorio mbya

Son casi 30 las comunidades en Misiones que tienen sus títulos de propiedad, amparadas bajo la ley 26.160, que realiza el censo para el Registro Nacional de Comunidades Indígenas, mientras que otras tantas fueron relevadas.

Es por ello que la tala de árboles o cualquier actividad que atente con el normal funcionamiento de la cultura y estilo de vida de las comunidades que allí habitan representa un delito. A este conflicto viene haciéndole frente desde hace varios meses la comunidad Kaacupé, de Campo Grande, porque una empresa estaba hasta ayer desmontando en el lugar.

La tala del monte nativo fue frenada momentáneamente por orden del Ministerio de Ecología hasta tanto se resuelva la puja. No obstante, las máquinas volvieron a funcionar ayer por la tarde lo que generó malestar en la comunidad y derivó en que el ministro Mario Vialey vuelva a comunicarse con la entidad y acelerara su viaje a Campo Grande para resolver el conflicto.

En comunicación con El Territorio el titular de la cartera, indicó: “Ya estuvimos hablando con la comunidad y con la empresa; es un tema complejo. Hoy hablamos y está suspendido el plan de manejo de bosque nativo en la empresa hasta que nos sentemos ambas partes y resolvamos el tema de territorialidad. Ya nos pusimos en contacto y estamos trabajando”.

Según sostuvo al programa Apocalipsis en el Bar por Radioactiva 100.7, María José Ramírez, del Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (Endepa), los miembros de la comunidad Kaacupé comenzaron con los reclamos el año pasado, pero fueron desoídos. Tal es así que ayer se movilizaron y se pusieron al frente de las máquinas para evitar su ingreso al lote, que tiene poco más de 5.000 hectáreas de monte nativo.“La empresa que está desmontando se llama Carva. Nosotros creemos que ellos tienen permiso de Ecología, más que nada estamos apuntando contra ellos porque otorgó a la empresa este permiso de propiedad”, dijo la mujer y agregó:  “Las comunidades también tienen derechos y que son preexistentes, que están por encima de estas leyes o resoluciones por los que se otorgan los permisos, por lo tanto las comunidades tienen derecho a hacer reclamos y pedidos que no fueron escuchados hace tiempo tratando de impedir este corte”.

Parte del territorio del que se estaban sacando los rollos de madera es considerado sagrado para los indígenas, por lo que el freno inmediato era de suma importancia para la comunidad.

Es así que el ministro Vialey indicó que hoy se dirigirá a la comunidad para tener una charla con los pobladores y hacer lo mismo con los representantes de la empresa en cuestión a fin de llegar a un acuerdo y resolver la disputa.“Ellos piden que se pare con el desmonte en un territorio que está demarcado por una ley nacional que la hace territorio indígena, allí no quieren que se corte madera. Creo que hay una conciencia cada vez mayor de los problemas climáticos que tenemos y que esto produce, el cambio climático es cada vez más alarmante. Creo que Ecología debe ser el primer organismo en darse cuenta de que estos permisos ya no se pueden otorgar y menos en un territorio que está afectando directamente la vida y la cultura de los indígenas”, cerró Ramírez.

territoriodigital.com